LIBRERÍA – CUENTOS DIGITALES

EN ESTA LIBRERÍA BELLOS CUENTOS ENCONTRARAS  ….

Anuncios

JUEGOS DE CUENTOS INFANTILES

DANDO CLICK AL ENLACE DE LA PARTE INFERIOR , PUEDES INGRESAR A LA PAGINA, JUGAR Y APRENDER!

EN EL SIGUIENTE ENLACE PUEDES DESCARGAR ESTOS CUENTOS EN FORMATO PDF. 

A LEER, LEER Y SEGUIR LEYENDO…. QUE TE DIVIERTAS!!

LECTURAS – COMPRENSIÓN LECTORA

Lecturas con preguntas para primaria y primer grado mes de febrero La comprensión lectora es la capacidad de entender lo que se lee, tanto en referencia al significado de las palabras que forman un… La entrada Lecturas con preguntas para primaria y primer grado mes de febrero aparece primero en Imagenes Educativas.

a través de Lecturas con preguntas para primaria y primer grado mes de febrero — Imagenes Educativas

LA ABUELA DE PELO ROSA

La abuela de pelo rosa,   es una abuela diferente, muy divertida, tiene un singular color de cabello, le gusta brincar en las camas, compartir el atardecer con su nieta y cocinar. ¿Como es tu abuela? ¿La consideras especial? En este cuento, te podrás dar cuenta de que las abuelas son únicas.

Tessie Solinís, originaria de Guadalajara, Jalisco, es creadora de contenidos infantiles y autora de varios libros, además escribe guiones de televisión y radio para niños.

En esta aventura la acompaño Guillermo Castellanos, también de Guadalajara, conocido como Memo Plastilina, diseñador gráfico  e imparte talleres de plastilina para niños.

Un fragmento del cuento:

Mi abuela no tiene ni un solo diente,
por eso usa unos de mentiras.
Es más grande que mi papá,
pero mas pequeña, 
eso aveces no lo entiendo.
Siempre me abraza fuerte y me llena de besos.
Su cara y sus manos están llenas de arrugas,
como cuando paso mucho tiempo en el agua.

Me gusta su olor a flores nadie huele como ella.

Tomado de: http://decuentosyalgomas.blogspot.com.co/2010/11/la-abuela-de-pelo-rosa.html

Mi silabario para COLOREAR y REPASAR — Imagenes Educativas

Mi silabario para COLOREAR y REPASAR Es muy sencillo preparamos nuestras tarjetas, plastificamos, recortamos, perforamos y metemos en una argolla y ya tenemos nuestro manipulativo para aprender vocales, consonantes y sílabas. PDF AL FINAL… La entrada Mi silabario para COLOREAR y REPASAR aparece primero en Imagenes Educativas.

a través de Mi silabario para COLOREAR y REPASAR — Imagenes Educativas

APRENDO EL ABECEDARIO

Diversos recursos didácticos para Infantil y Primaria. Aprende o repasa el abecedario. El abecedario de “Fíodor el gato”. Si pinchas en menú principal encontrarás más actividades. Fuente: ntic.educacion.es El tren del abecedario. Fuente: primerodecarlos.com El juego de las letras: varios niveles. Fuente: juntadeandalucia.es/averroes Abecedario zonaClic: Doce actividades en las que se trabaja la ordenación alfabética: ordenar letras y palabras, encontrar […]

a través de Aprendo el abecedario… jugando con las letras. Recursos educativos — EL BLOG DE JOANESMAN

DIVER LETRAS

Abecedario completo para repasar “Diver letras” Os presentamos estas preciosas fichas elaboradas por @acRBio Para descargar las imágenes pincha en la imagen que quieres descargar, se abrirá en una nueva ventana, pincha de… La entrada Abecedario completo para repasar “Diver letras” aparece primero en Imagenes Educativas.

a través de Abecedario completo para repasar “Diver letras” — Imagenes Educativas

LAS PALABRAS MÁGICAS

Te presento a Daniel, el gran mago de las palabras. El abuelo de Daniel es muy aventurero y este año le ha enviado desde un país sin nombre, por su cumpleaños, un regalo muy extraño: una caja llena de letras brillantes.

En una carta, su abuelo le dice que esas letras forman palabras amables que, si las regalas a los demás, pueden conseguir que las personas hagan muchas cosas: hacer reír al que está triste, llorar de alegría, entender cuando no entendemos, abrir el corazón a los demás, enseñarnos a escuchar sin hablar.

Daniel juega muy contento en su habitación, monta y desmonta palabras sin cesar.

Hay veces que las letras se unen solas para formar palabras fantásticas, imaginarias, y es que Daniel es mágico, es un mago de las palabras.

Lleva unos días preparando un regalo muy especial para aquellos que más quiere.

Es muy divertido ver la cara de mamá cuando descubre por la mañana un buenos días, preciosa debajo de la almohada; o cuando papá encuentra en su coche un te quiero de color azul.

Sus palabras son amables y bonitas, cortas, largas, que suenan bien y hacen sentir bien: graciaste quierobuenos díaspor favorlo sientome gustas.

Daniel sabe que las palabras son poderosas y a él le gusta jugar con ellas y ver la cara de felicidad de la gente cuando las oye.

Sabe bien que las palabras amables son mágicas, son como llaves que te abren la puerta de los demás.

Porque si tú eres amable, todo es amable contigo. Y Daniel te pregunta: ¿quieres intentarlo tú y ser un mago de las palabras amables?

FIN

Cuento de Susanna Arjona Borrego, España

Tomado de: https://www.guiainfantil.com/1228/cuento-sobre-la-amabilidad-daniel-y-las-palabras-magicas.html

 

EL LEÓN QUE NO SABIA ESCRIBIR

El león no sabía escribir. Pero eso no le importaba porque podía rugir y mostrar sus dientes. Y no necesitaba más.

Un día, se encontró con una leona.  La leona leía un libro y era muy guapa.  El león se acercó y quiso besarla.  Pero se detuvo y pensó:  Una leona que lee es una dama.  Y a una dama se le escriben cartas.  Antes de besarla.  Eso lo había aprendido de un misionero que se había comido.  Pero el león no sabía escribir.

Así que fue en busca del mono y le dijo:  “¡Escríbeme una carta para la leona!”

Al día siguiente, el león se encaminó a Correos con la carta.  Pero, le habría gustado saber qué era lo que había escrito el mono.  Así que se dio la vuelta y el mono tuvo que leerla.  El mono leyó:

“Queridísima amiga: ¿Quiere trepar conmigo a los árboles?.  Tengo plátanos.  ¡Exquisitos!.  Saludos, León”.

“Pero noooooo!”, rugió el león.  “¡Yo nunca escribiría algo así!”.

Y el león rompió la carta.  Y bajó hasta el río.  Allí, el hipopótamo tuvo que escribir una nueva carta.

Al día siguiente, el león llevó la carta a Correos.  Pero le habría gustado saber qué había escrito el hipopótamo.  Así que se dio la vuelta y el hipopótamo leyó:

“Queridísima amiga: ¿Quiere usted nadar conmigo y bucear en busca de algas? ¡Exquisitas!.  Saludos.  León”.

“Noooooo!”, rugió el léon.  “¡Yo nunca escribiría algo así!”.

Y esa misma tarde, le tocó el turno al escarabajo pelotero.  El escarabajo se esforzó tremendamente e incluso echó perfume en el papel.

Al día siguiente, el león llevó la carta a Correos y pasó por delante de la jirafa

“¡Uf, ¿a qué apesta aquí?”, quiso saber la jirafa.

“¡La carta!”, dijo el león.  “¡Tiene perfume de escarabajo pelotero!”.

“Ah”, dijo la jirafa”, ¡me gustaría leerla!”.

Y la jirafa leyó:

“Queridísima amiga: ¿Quiere usted arrastrarse conmigo bajo tierra? ¡Tengo estiércol!  ¡Exquisito!.  Saludos.  León”.

“Pero noooooo!” …… rugió el léon.  “¡Yo nunca escribiría algo así!”.

“¡No lo has hecho!”, dijo la jirafa.

Furiosísimo, el león rompió la carta e hizo que la jirafa escribiera una nueva.  El cocodrilo debería leerla al día siguiente.  Pero cuando el león fue a recogerla, el cocodrilo se había comido a la jirafa.  ¡Carta incluida!

Así, pues, le tocó el turno al cocodrilo.  Y el buitre leyó esa carta:

“Queridísima amiga: Todavía queda un resto de jirafa para esta noche.  ¡Venga también usted! ¡Exquisito!.  Saludos.  León”.

“Oh, no!”, dijo el léon.  “¡Yo nunca escribiría algo así!”.

El león la rompió y, al día siguiente, el buitre tuvo que leer inmediatamente su carta:

“Queridísima amiga: Soy el león y aquí yo soy el jefe.  ¡Quiero conocerte!”

El león asintió satisfecho.  Sí, así lo hubiera dicho él también.

El buitre continuó leyendo:

“Podemos volar  juntos por encima de la selva.  También tengo carroña, ¡Exquisita!.  Saludos.  León”.

¡Ya era suficiente!

“¡NO!”, rugió el léon.  

“¡Noooooo! ¡No! y NUEVAMENTE NO!”

“¡Yo escribiría lo hermosa que es.  Le escribiría lo mucho que me gustaría verla.  Sencillamente, estar juntos.  Estar tumbados, holgazaneando, bajo un árbol.  Sencillamente, ¡mirar juntos el cielo al anochecer! ¡Eso no puede resultar tan difícil!.

Y el león se puso a rugir.  Rugió todas las maravillosas cosas que él escribiría, si supiera escribir.  Pero el león no sabía.

Y así, continuó rugiendo un rato.  “¿Por qué entonces no escribió usted mismo?”.

El león se dio la vuelta.  “¿Quién quiere saberlo?”.

“Yo”, dijo la leona del libro.  Y el león, de afilados colmillos, contestó suavemente:

Yo no he escrito porque no sé escribir …”

Ella empujó tiernamente al león con su nariz y se lo llevó con ella.

Le mostró un libro y le enseñó la 1ª palabra del alfabeto.   “A” de AMOR.

MATERIAL PARA REALIZAR LA COMPRENSIÓN LECTORA DE ESTE CUENTO:

https://www.cerebriti.com/juegos-de-literatura/contesta-las-preguntas-segun-el-cuento

http://es.calameo.com/books/004575085155ee6abc84f

http://www.entrebichosylentejas.com/2014/12/preguntas-sobre-el-leon-que-no-sabia.html